fbpx
  • Bienvenido al Instituto Superior de Seguridad

Empleadores deben actualizar matriz de riesgos constantemente

Con la finalidad de prevenir los accidentes de trabajo fatales, así como el contagio del covid-19 entre los trabajadores, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) brinda orientación a los empleadores de Lima y provincias acerca de las medidas de prevención que deben implementar ante los riesgos laborales para la protección de sus trabajadores.

Entre estas medidas figura la obligación que tienen los empleadores de mantener actualizada la matriz de Identificación de Peligros, Evaluación de Riesgos y Determinación de Controles (Iperc), sin exceder el plazo de un año, informó la Sunafil.

Lineamientos

Esta actualización se debe efectuar en cada puesto de trabajo, con participación del personal competente, en consulta con los trabajadores, así como con sus representantes ante el comité, el subcomité o el supervisor de seguridad y salud en el trabajo, de ser el caso.

No llevar a cabo las evaluaciones de riesgos y los controles periódicos de las condiciones de trabajo del personal, así como no realizar las actividades de prevención necesarias, se considera una infracción grave; al igual que incumplir con las disposiciones relacionadas con la seguridad y salud en el trabajo, advierte la entidad supervisora.

Por tanto, en el caso de no acatar estas obligaciones, la multa para una microempresa puede variar de 473 soles a 1,935 soles; para la pequeña empresa, desde 1,935 soles hasta 19,350 soles; y para una no mype, desde 6,751 soles hasta 112,316 soles, según el número de trabajadores afectados.

Corresponde a los empleadores, además, determinar los factores de riesgos, de acuerdo a las actividades que desempeñan sus trabajadores.

Existen riesgos biológicos como los virus, entre los cuales figura el covid-19; riesgos químicos, físicos, ergonómicos y riesgos psicosociales, indicó la Sunafil.

Medidas de bioseguridad

En cuanto a las medidas para evitar contagios del covid-19, el empleador debe tomar la temperatura, tener una ficha sintomatológica de los trabajadores, hacer seguimiento integral de los casos sospechosos y confirmados, identificar el grupo de riesgo de los trabajadores, desinfectar las áreas comunes antes de iniciar los procesos laborales y antes de comenzar la segunda jornada. Además, debe usar barreras físicas para mantener el distanciamiento social mínimo de un metro entre los trabajadores, e implementar señalización en las estaciones de lavado de manos. A su vez, debe hacer la sensibilización correspondiente, invocando a los trabajadores a no compartir sus artículos personales como cubiertos, platos, vasos, botellas con agua; y mantener los ambientes ventilados.

Fuente: Diario El Peruano.

Burnout: Qué es y cómo evitarlo mientras se trabaja en casa

Probablemente has oído hablar en alguna ocasión del síndrome del `burnout´, La Organización Mundial de la Salud reconocía hace poco más de un año este síndrome como una enfermedad asociada al trabajo. La definía como un síndrome resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que se caracteriza por agotamiento, falta de concentración, irritabilidad o insomnio, entre otros síntomas. Pero ¿por qué puede presentarse cuando estamos trabajando desde casa? ¿Qué podemos hacer para evitar que nos afecte en nuestra motivación y eficiencia en el trabajo? Néstor Guerra, experto en gestión de equipos y trabajo en remoto e instructor de Udemy, plataforma global de formación en línea más grande del mundo, comparte tres consejos para evitar el síndrome del burnout.

  1. Priorizar y establecer horarios
    La realidad es que el teletrabajo cuenta con aspectos positivos, desde la posibilidad de pasar más tiempo en familia, la flexibilización de horarios, hasta ahorro de tiempo y dinero relacionado con los desplazamientos. De hecho, según el estudio ‘Felicidad en el lugar de trabajo’, realizado por Udemy for Business, tener un buen equilibrio entre trabajo y vida personal es el factor más importante para los trabajadores (37%), por encima de cualquier otro aspecto.
Sin embargo, teletrabajar no es o al menos no debería ser- sinónimo de disponibilidad 24/7 y esto es algo muy importante que tanto los trabajadores como las empresas deben tener claro. Es cierto que podemos enfrentarnos a un pico de trabajo en el cual resulta casi prácticamente necesario invertir más horas, debiendo ser temporal, pero no la pauta general.

Esta situación de alargar las horas laborales día a día y durante un periodo de tiempo amplio genera desgaste mental y físico en cualquier persona. De este modo, resulta fundamental ceñirnos a los horarios, establecer prioridades y optimizar nuestro tiempo. Asimismo, es importante saber diferenciar entre urgente e importante. Hay muchas cuestiones que pueden ser de última hora, ¿pero son verdaderamente importantes?

  1. Los descansos, requisito fundamental en las jornadas de teletrabajo
    Existen trabajadores que cuentan con una gran capacidad de concentración y que son capaces de mantenerla tanto desde la oficina como en su casa. Estos trabajadores comienzan su jornada laboral y son capaces de estar conectados y trabajando incansablemente hasta que terminan su jornada laboral hasta tarde.

Y aunque a priori esta concentración pueda resultar admirable o pueda parecer beneficiosa a nivel de eficiencia, la realidad es que nuestra mente y nuestro cuerpo necesitan descansos para mantener la productividad.
Para conseguir este equilibrio y que no se vea mermada nuestra productividad, si es necesario, deberemos establecer alarmas para hacer descansos durante la jornada laboral, de manera que despejemos durante ese momento la mente y separemos la vista de la pantalla.
Podemos aprovechar también para estirar los músculos y recargar energías. Además, por supuesto, debemos respetar los horarios de comida y mantener una dieta saludable, ya que, tal y como afirma la Organización Internacional del Trabajo (OIT), comer de forma inadecuada puede disminuir hasta en un 30% la productividad laboral.

  1. La confianza, base para liderar equipos en remoto
    Durante el home office las personas pueden sentirse cuestionadas por sus superiores o sentir la necesidad de demostrar que están siendo productivos desde casa.

Por ello, en ocasiones, tienden a asumir más tareas de las que pueden abarcar y, consecuentemente, a trabajar más horas de las establecidas. Esta sobrecarga de trabajo junto a la sensación de `no poder llegar a todo´ provoca un estrés en el trabajador que puede derivar en un ‘burnout’.
Este agotamiento quizás puede ser más habitual entre los directivos y altos ejecutivos, debido a su nivel de responsabilidad dentro de las compañías, este síndrome puede afectar a cualquier trabajador. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), México tiene un 75% de prevalencia de estrés en su fuerza laboral.
En este sentido, resulta fundamental que exista una base sólida de confianza entre el trabajador y la empresa, y más entre el trabajador y el líder o responsable del proyecto, en general, entre todo el equipo. De esta manera, los trabajadores tendrán la seguridad que necesitan para delegar tareas y levantar la mano si requieren de ayuda para llegar a todo.

Fuente: PCWorld MX

Reflexiones sobre la facultad del empleador en compartir información personal y sensible de sus trabajadores en el contexto COVID-19

Elaborado por: Mónica Pizarro, socia y Karen Bustamante, asociada sénior del Estudio Echecopar, asociado a Baker & McKenzie International

Las últimas modificaciones efectuadas a las normas sobre seguridad y salud en el trabajo para enfrentar la pandemia de COVID-19 incluyeron cambios a la estructura del Plan de Vigilancia, Prevención y Control del COVID-19 en el trabajo con el que debe contar todo empleador. Así, se incluyó la obligación de incorporar en este Plan la “Nómina de Trabajadores por Riesgo de Exposición a COVID-19″.

Esta “Nómina de Trabajadores” está compuesta por información personal y sensible de los empleados de la empresa, como, si integra el grupo de riesgo frente al COVID-19, el número de DNI, correo electrónico, entre otros. Es decir, ésta nueva estructura propone integrar al propio contenido del Plan de Vigilancia, Prevención y Control del COVID-19 la “Nómina de Trabajadores” que antes se subía a la plataforma SICOVID-19 como un documento distinto.

¿Qué complicaciones puede generar ésta modificación? Los empleadores se encuentran obligados a entregar a sus trabajadores una copia del Plan del Vigilancia, Prevención y Control del COVID-19, lo que aparentemente supondría – bajo los términos de la nueva estructura del Plan – circular información personal y sensible de los trabajadores al resto de sus compañeros de trabajo.

Al respecto, debe recordarse que si bien el empleador se encuentra legitimado para tratar los datos personales y sensibles de sus trabajadores – tal como explicaremos más adelante –, esto no supone que pueda compartirla con el resto del personal de manera indiscriminada. La Ley de Protección de Datos Personales (Ley 29733) establece que, en determinadas circunstancias excepcionales, se puede procesar la información personal sin que medie consentimiento del afectado. Una de dichas excepciones es la que se produce dentro de la relación laboral. En efecto, de acuerdo con el numeral 5 del artículo 14 de esta ley no se requerirá el consentimiento del titular de datos personales cuando “los datos personales sean necesarios para la preparación, celebración y ejecución de una relación contractual en la que el titular de datos personales sea parte, o cuando se trate de datos personales que deriven de una relación científica o profesional del titular y sean necesarios para su desarrollo o cumplimiento”.

Es decir, todo empleador puede procesar la información de sus trabajadores, sin necesidad de obtener su consentimiento, en tanto esta sea necesaria para ejecutar la relación laboral. En un contexto como el del COVID-19, en el que todo empleador está obligado a garantizar la salud y seguridad en el centro de trabajo, se entiende que el empleador estará actuando bajo el ámbito de la excepción en tanto use dicha información para adoptar medidas que resguarden el bienestar del trabajador y garanticen la salud en el centro de trabajo (por ejemplo, evitando posibles contagios).

Entonces, todo empleador podrá, por ejemplo, obtener información médica de su personal, tomar temperatura diaria, acceder al resultado de las pruebas de descarte COVID-19, entre otras acciones para garantizar la salud de los trabajadores dentro del centro de trabajo, sin obtener el consentimiento de su personal. Resulta evidente que en todos estos casos la finalidad del tratamiento de los datos personales es el cumplimiento de las obligaciones en materia de prevención del COVID-19, razón por la cual cualquier acción que requiera tratar los datos personales de los trabajadores debe encontrarse dentro de los límites de dicha finalidad.

Compartir con todo el personal la información contenida en la “Nómina de Trabajadores por Riesgo de Exposición” (correo electrónico, DNI, riesgo de exposición, factores de riesgo, etc.) no satisface la finalidad antes indicada. No tiene como propósito dar cumplimiento a obligaciones de prevención. De hecho, compartir ésta información con el resto de trabajadores no cumpliría ninguna finalidad.

Atendiendo a lo expuesto, consideramos que no es razonable incluir dentro del Plan de Vigilancia, Prevención y Control COVID-19 que se compartirá con el personal la “Nómina de Trabajadores por Riesgo de Exposición”, por lo que recomendamos implementar otras alternativas para cumplir con lo dispuesto por la nueva estructura del Plan sin infringir el deber de protección de datos personales. Así, sugerimos indicar en el punto IV del Plan que la “nómina de trabajadores por riesgo de exposición” contiene la información mínima exigida por la norma legal y que se adjunta como un Anexo. De tal manera, el Plan con sus Anexos puede ser remitido a las autoridades y se podrá entregar a los trabajadores solo copia del Plan sin este Anexo.

Fuente: Diario Gestión.

¡Actitud responsable! MTPE exhorta a empleadores minimizar los riesgos al levantarse la cuarentena

Ante el levantamiento del aislamiento social obligatorio en todo el país, con excepción de siete regiones y en el marco del Decreto Supremo N° 116-2020-PCM, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) exhortó a los empleadores la adopción de medidas para salvaguardar la salud de sus trabajadores y minimizar los riesgos de contagios.
Así, mediante un comunicado público expuso lo siguiente: 

1. Para salvaguardar la salud de las y los trabajadores, así como la de sus familias y a fin de evitar mayores riesgos de contagio en el centro laboral o durante su traslado, los empleadores deberán implementar medidas para asegurar el desarrollo de actividades laborales minimizando los riesgos, tales como: el distanciamiento social no menor de un (1) metro; el lavado frecuente de manos; y el uso de mascarilla de acuerdo a las recomendaciones de la autoridad sanitaria nacional.
2. La modalidad de Trabajo Remoto continúa vigente, puesto que la duración del mismo se extiende mientras dure la Emergencia Sanitaria, según el Decreto de Urgencia N° 026-2020. Al haberse prorrogado la vigencia de la Emergencia Sanitaria hasta el 7 de setiembre de 2020, según el Decreto Supremo N° 020-2020-SA, la vigencia de la modalidad de Trabajo Remoto se ha extendido hasta dicha fecha.
3. Las y los trabajadores del grupo de riesgo para covid-19 deben preferentemente continuar realizando trabajo remoto en las condiciones acordadas con el empleador, según la Resolución Ministerial N° 239-2020-MINSA y normas modificatorias. Los que deseen concurrir voluntariamente a trabajar o prestar servicios en las actividades autorizadas, pueden suscribir una declaración jurada, según lo establecido por el Decreto Supremo N° 083-2020-PCM y la Resolución Ministerial N° 099-2020-TR.
4. Para tal efecto, la o el trabajador debe solicitar la emisión del certificado de aptitud validado por el médico responsable de la vigilancia de la salud en el centro de trabajo, quien le debe informar que la realización de labores presenciales que le asignen no incrementará su exposición a riesgo.
5. Los trabajadores del sector privado podrán solicitar facilidades laborales cuando tengan un familiar directo a su cuidado con covid-19 o que se encuentre en el grupo de riesgo ante un posible contagio, conforme a lo establecido en el Decreto Legislativo N° 1499. En dicho sentido, el empleador puede:- Otorgar licencia con goce de haber, sujeta a compensación posterior. La compensación será acordada entre el empleador y el trabajador;- Reducir la jornada de trabajo, sujeta a compensación posterior;- Permisos temporales durante la jornada laboral, sujeta a compensación posterior;- Reorganizar el horario de trabajo, por turnos o trabajo remoto;
6. Los empleadores del sector privado podrán modificar y establecer de manera escalonada los turnos y horarios de trabajo como medida preventiva frente al riesgo de propagación del covid-19, sin menoscabo del derecho al descanso semanal obligatorio, según el Decreto Urgencia N° 029-2020.
7. Finalmente, para el reinicio de labores, el empleador implementará las medidas de seguridad y salud en el trabajo contenidas en la Resolución Ministerial N° 239-2020-MINSA.

Fuente: Diario El Peruano.

OPS y UNOPS presentan publicación con medidas para prevención del COVID-19 para los trabajadores de la construcción

Washington D.C. / Ciudad de Panamá, 8 de mayo de 2020 (OPS/UNOPS) – La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) han publicado hoy nuevas directrices con el objetivo de que el personal que trabaja en obras pueda adoptar medidas para prevenir la enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID-19). 

La guía COVID 19 – Medidas de prevención en obras brinda instrucciones que pueden implementar contratistas y el personal en obras de construcción durante la pandemia, a fin de prevenir el contagio y la propagación del coronavirus en estos lugares de trabajo.

También contiene materiales de comunicación para colocar en los sitios de las obras de construcción, que contienen consejos y soluciones para reducir los riesgos para la salud y salvar vidas.

Esta publicación contiene orientaciones y sugerencias sobre cómo implementar un protocolo de prevención, incluyendo medidas a tomar en el lugar de trabajo, consejos para los gerentes y trabajadores durante y posterior a las obras, procedimiento sugerido ante un caso de contagio, entre otros. En ese sentido, se refiere al proceso de tamizaje al ingresar a una obra, a medidas preventivas relacionadas con el uso de transporte por parte del personal, así como también a qué hacer si hay casos de COVID-19 y consejos para el manejo del estrés en el contexto de la pandemia.

La publicación preparada en conjunto por OPS y UNOPS busca que las obras de construcción e infraestructura cuenten con información clara, oportuna, veraz y de fuentes confiables para las personas que trabajan en este sector de la economía. 

Asimismo, este documento de recomendaciones será sujeto de revisión por parte de ambos organismos con el objetivo de adaptarlo a la nueva información y la evidencia disponible sobre COVID-19. También se adaptará a los escenarios epidemiológicos que se vayan presentando, así como a la aplicación de medidas de salud pública, tales como las referidas al distanciamiento social.

Contar con información que, además, contribuya a protegerse y prepararse para los diferentes posibles escenarios durante la pandemia es fundamental para contener el avance de la COVID-19 en los sitios de obra, los temores relacionados con ella y mitigar sus consecuencias. No obstante, la recomendación de ambas agencias es que se deben tener en cuenta las recomendaciones y disposiciones locales para aplicar esta guía.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud.