Autopista Chincha-Pisco está al 74% pero falta sanear terrenos.

 

Empresa asegura que MTC aún no ha saneado terrenos en el último tramo. Ministro afirma que están dentro del plazo

La Panamericana Sur cambiará su recorrido y ya no pasará por Chincha ni San Clemente (Pisco) cuando esté completa la nueva autopista. Esta tiene dos calzadas, empieza en el kilómetro 185 y se extiende hasta San Andrés, a nueve kilómetros del acceso a Paracas. La carretera que lleva a Chincha (a la derecha en esta foto) ya no será parte de la red vial nacional y será administrada por esa provincia.

No circulan autos ni camiones: solo se ve a escolares que ensayan para los desfiles de Fiestas Patrias y rebaños de cabras en busca de agua. El jueves, esos fueron los usuarios más numerosos de la segunda etapa de la Red Vial 6, nombre técnico de la nueva autopista que se construye en la Panamericana Sur y cuyo trazado evita las ciudades de Chincha y San Clemente. Según Covi-Perú, la empresa concesionaria, la autopista está avanzada en 74% y pudo haber estado lista este mes si el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) hubiera entregado un 19% de terrenos que aún no han sido saneados.

Con una extensión de 51 km, esta vía de evitamiento es una de las obras más esperadas por los conductores que padecen a diario por el tránsito en este sector de la Panamericana Sur. Se calcula que por el peaje de Jahuay, en Chincha, circulan 5 mil vehículos al día; los días festivos, esa cifra se puede duplicar. Todos los autos que van al sur están obligados a pasar por Chincha, donde se aglomeran. Llegar de Chincha a San Clemente toma una hora. Con la autopista se cubrirá dicho tramo en 25 minutos.

Interferencias y plazos-
El Comercio recorrió esta semana los tramos avanzados por Covi-Perú y constató que hay al menos cuatro sectores con interferencias. En Tambo de Mora aún hay dos viviendas en el lugar donde se construirá un paso a desnivel. En San Clemente hay dos lagunas de oxidación que se interponen al trazado de la vía. Donde hay más obstrucciones es en San Andrés (Pisco), donde falta retirar talleres mecánicos y pequeños huertos.

Según el contrato de concesión firmado entre el Estado y Covi-Perú en el 2005, la segunda etapa de la Red Vial 6 debió estar en operación recién en el 2020. No obstante, debido a la intensidad del tránsito que soporta la Panamericana Sur, este gobierno firmó una adenda en enero del año pasado para adelantar las obras de esta etapa y acordar las condiciones para ejecutar la tercera etapa [ver nota vinculada]. La adenda brinda un plazo de 24 meses a Covi-Perú para ejecutar las obras; es decir, hasta enero del 2017.

Aunque la fecha para concluir la autopista aún no caduca, es poco probable que Covi-Perú termine a tiempo. Según la empresa, el MTC ha entregado saneado el 80% de los terrenos donde se construirá la vía. Hay un 19% que debió ser entregado el 30 de mayo del 2015, pero no se logró. El 1% restante responde a tramos de características especiales en proceso de saneamiento.

“A la fecha, no nos han entregado ese 19%. Si el MTC nos da los terrenos hasta agosto, podríamos entregar la autopista en enero del 2017”, dice Walter Sánchez, gerente general de Covi-Perú.

El gobernador regional de Ica, Fernando Cillóniz, advierte que el país “pierde millones” por la precariedad de la Panamericana Sur. “Perdemos competitividad. No solo afecta a la región Ica, sino a todo el centro y sur del país que tiene que pasar por Chincha”, dice.

-Ministro niega demoras-
El titular del MTC, José Gallardo, niega que haya un retraso con la ejecución de la autopista. Él resalta que el plazo de entrega de la obra es hasta inicios del 2017 y califica de “magnífico” el avance realizado. “Sanear cada casa es un reto. Los dueños de los predios pueden estar en diferentes situaciones, algunos son propietarios, otros son posesionarios. Es erróneo decir que esto está trabado”, explica. Gallardo asegura que la autopista facilitará el tránsito entre Lima y el nuevo aeropuerto y puerto de Pisco. Pese al optimismo del saliente ministro, más allá de la norma a la que hace referencia, aún faltan varios predios por expropiar.

DOBLE CALZADA HASTA ICA ESTARÍA A FINES DEL 2017
La ejecución de la tercera etapa de la Red Vial 6, que va desde San Andrés (Pisco) hasta Guadalupe (Ica), también está contemplada en la adenda que firmó el MTC con Covi-Perú en enero del año pasado. Según la concesionaria, esta nueva calzada, paralela a la actual Panamericana Sur, está avanzada en un 19% debido a que el gobierno solo ha entregado este porcentaje de terreno saneado.

De acuerdo con la adenda, el MTC debió entregar el 40% de terrenos el 1 de junio del 2015 y el 60% restante hasta el 30 de octubre de ese año. Covi-Perú decidió paralizar estas obras en mayo último debido a la falta de predios intervenidos.

“Si se entregan pronto estos terrenos, calculamos que habrá una autopista de doble calzada [desde Pucusana hasta Ica] a fines del 2017”, señala Walter Sánchez, gerente de Covi-Perú.

Según indica el ministro José Gallardo, la construcción de la autopista hasta Ica se complementará con el proyecto de concesión de la Panamericana Sur desde esta ciudad hasta Arequipa. En un primer momento, quien obtenga el contrato de concesión deberá contruir una nueva autopista de dos calzadas entre Ica y Palpa.

Gallardo resalta que la ejecución de estas obras viales se ha simplificado debido a la promulgación de la nueva ley marco para las expropiaciones, que agiliza esta clase de procedimientos.

AGREGAR COMENTARIOS: